domingo, 25 de septiembre de 2016

DESCENSO DEL RÍO SELLA

Si viajáis a Asturias y os gustan las actividades deportivas quizás una buena opción es hacer el descenso del río Sella. Las piraguas no pueden entrar en el río hasta las 11 de la mañana así que tampoco necesitaréis madrugar.


Nosotros ya lo hemos bajado varias veces, siempre con la empresa K2, pues es la que se encuentra en la parte superior del río y por tanto podréis remar durante los primeros 4km solos, que es una de las partes más bonitas y agradables del recorrido.

Más adelante empezará la masificación, que será máxima en verano... Además si el río lleva poca agua habrá tramos en que las canoas encallen y os tendréis que levantar para empujarla levemente.



La empresa K2 está en una zona llamada Las Rozas (Cangas de Onís) y dispone de un amplio parking para dejar los coches. Además hay vestuarios por si queréis ducharos al final de la actividad.

Si el día está soleado no os olvidéis de llevar gorra y protección solar, pues no hay sombra en el recorrido salvo que os bajéis de la canoa y os metáis un rato en la orilla bajo los árboles.

El precio es el mismo para todas las empresas: 25€ adultos/15€ niños. Esto incluye el préstamo del siguiente material:

-canoa, remo
-chaleco
-neopreno y escarpines si los necesitáis
-bote impermeable para meter enseres personales


Además entregan un picnic por persona que consta de bocadillo, fruta y botella de agua. El bocadillo no está mal de tamaño pero tampoco es gigante; en esta ocasión era de jamón York y queso, y la fruta fue una manzana. No os preocupéis si os quedáis con hambre o pasáis sed, pues a lo largo del río hay varios bares justo en la orilla en los que podréis parar a comprar más comida, sidra, bebidas, etc. Algunos tienen una verdadera fiesta montada, con música de discoteca, de hecho vimos varias despedidas de soltero/a por el camino (sí, iban disfrazados en la piragua).

La última vez que hice el descenso fue en Septiembre 2016, con bastante agua, dado que había llovido bastante los días anteriores. El gerente de K2 decidió que nos acompañarían dos monitores hasta la mitad del tramo, por si teníamos problemas, dado que había varios niños en el grupo, todo un detalle.




Con esta empresa tendréis opción de remar desde 4 hasta 19 km, con recogida en distintos puntos que os explicarán antes de salir:

-4km: hasta Arriondas


-12 km: hasta Toraño


-19km: hasta Llovio 


Nosotros hicimos el recorrido más largo, hasta Llovio, a bastante buen ritmo, pues sólo nos llevó unas 3 horas. El paisaje es espectacular, disfrutaréis de las bonitas vistas del monte asturiano.


Si lo tomáis con más calma y paráis a tomar algo, descansar, comer, etc., puede ser una actividad de día completo (ojo, el límite de hora de recogida es hasta las 18 horas). Si vais con niños yo me decantaría por la posibilidad de hacer menos kilómetros, pues al final se hace un poco duro si no estáis demasiado acostumbrados a hacer actividad física. Si tenéis perro no os preocupéis, pues vimos un montón de piraguas que transportaban a sus mascotas, incluso a un enorme pastor alemán aunque tengo que decir que cabía a duras penas y como debía de ir incómodo finalmente se tiró al agua.


Opino que en la canoa de dos personas (K2) el esfuerzo será menor, siempre y cuando los dos remen más o menos por igual y organizadamente. Yo cogí, esta última vez, un K1 y me pareció más duro: en la zona de rápidos es más manejable y lo pasé muy bien, pero cuando llegó la zona tranquila me fui quedando atrás mientras me pasaban las K2. Es más difícil de llevar recta que una K2 y por tanto gastaréis más esfuerzo en corregir la dirección.


Nosotros no volcamos en ninguna de las ocasiones pero sí hemos visto caer al agua algunas piraguas. No os preocupéis por ello, pues al llevar chaleco flotaréis y no os pasará nada.
   
Siempre hemos acabado muy contentos con esta actividad, estoy segura de que no os defraudará. Si vais a ir en verano lo mejor es que llaméis antes para reservar. Por cierto, en K2 también organizan otras actividades como descenso de cañones, espeleología, rafting, etc. Aquí tenéis el enlace a su web: http://www.k2aventura.com

Aquí tenéis un enlace a las opiniones de Tripadvisor que escribe la gente sobre esta empresa y muchas fotos más: 

jueves, 15 de septiembre de 2016

DIARIO DE TAILANDIA. DÍA 23: VUELTA A CASA. GRACIAS TAILANDIA

SÁBADO 14 NOVIEMBRE 2015


Nos levantamos a las 7:30, desayunamos, nos vestimos y cerramos las maletas. El tren para Pontevedra salía a las 8:45 de la mañana así que imaginaros el madrugón.

Pasamos el viaje viendo películas y haciendo crucigramas, además de dormir. Tomamos los sándwiches que nos había preparado Elías (¡¡es un amor!!) y lo último que nos había sobrado de comer del viaje.

Llegamos a nuestro destino a las 16 horas y comenzaron las obligaciones: lavadoras, hacer la compra, deshacer maletas, etc. Nos dimos un homenaje para comer: dos bueyes de mar que compramos en el súper, embutido ibérico y quesos asturianos con sidra y vino tinto, para luego dormir un siestón.

Lo bueno es que se estaba celebrando el concurso de tapas de la ciudad: PONTETAPAS y aún nos quedaba el domingo de vacaciones para aprovecharlo.

Una vez hechas las cuentas el viaje nos salió por 3.796'78€, es decir, 1.898'39€ por persona.

¡¡Gracias Tailandia por todo!!


Kapkum ca (para mujeres) y kapkum cra (para hombres).  

DIARIO DE TAILANDIA. DÍA 22: BANGKOK-MADRID

VIERNES 13 NOVIEMBRE 2015


Nos levantamos a las 6:15 para bañarnos por última vez en la piscina infinita pero era tal el cansancio acumulado que declinamos finalmente la idea y dormimos un rato más.

Nos pegamos otro desayuno monumental, sobre todo yo, pues Pela comió menos, y él se fue para el cuarto. Cuando subí yo, me di cuenta de que no tenía tarjeta de la habitación y me fue imposible acceder a la planta, pues en el ascensor hay que introducir a para que te deje en la planta correcta. Hasta para ir por las escaleras tenías que tener tarjeta (aunque no iba a subir los casi treinta pisos...). Finalmente tuve que bajar a recepción para que me hiciesen otra copia.


Amaneciendo en Bangkok

Cerramos maletas y bajamos a recepción para que nos devolviesen los 1000B (que no nos dieron hasta que les enseñamos el recibo de haber pagado la habitación).

Tomamos el BTS hasta Phaya Thai y una vez allí cambiamos a la línea que va al aeropuerto. Desde el hotel hasta nuestro destino nos llevó sobre una hora. Los billetes nos costaron 37B/0'9€ hasta Phaya Thai y 47B/1'2€ hasta el aeropuerto.


Asientos reservados para monjes

Una vez en el aeropuerto filmamos las dos maletas por 300B/7'5€, lo que nos pareció baratísimo y, además, lo hicieron muy concienzudamente. Pasamos a continuación el control de seguridad y el de inmigración, en donde tienes que entregar el papelito que te dieron el día de la entrada. Nos hicieron otra foto antes de salir por la frontera.


Últimas compras en el aeropuerto

En las tiendas que había en la zona de las puertas de embarque gastamos los últimos bahts que nos quedaban comprando dos imanes (200B/5€) para mi suegra y para un compañero de Pela que los colecciona. Además tomamos dos iced teas (uno de matcha y otro de habas) por 235B/5'8€ y cogimos unos snacks con la calderilla que sobraba (100B/2'5€). La verdad es que el aeropuerto era caro, como ocurre en todos los lugares, a pesar de que Tailandia sea, en general, un país muy barato.


Vistas desde el avión

Al poco tiempo embarcamos, despegando sobre las 11:15. El vuelo duró 13 horas, que gastamos en comer, ver varias películas y dormir. Nos dieron un snack (galletas y bebida) y al rato la comida (gambas con curry, ensalada de patata y pollo, pastel de chocolate), pero no fuimos capaces de acabarla. Luego pedimos un whiskey para Pela y un gintonic para mí con el fin de celebrar el fin de las vacaciones y pasar mejor el viaje, aprovechando, claro está, que las bebidas estaban incluidas en el precio del billete.

Al rato nos dieron la merienda (nachos con salsa, dulces, bombones, etc.). Cuando quedaban dos horas para llegar nos sirvieron la cena, que fue un poco escasa (pasta con espinacas y queso, bizcocho de plátano y café). Llegamos en hora a Londres, con el tiempo justo para pasar el control de seguridad y el de pasaportes.



El avión era también grande, pero esta vez de Iberia. No nos dieron ni una aceituna. Llegamos a Madrid sobre las 22 horas pero entre que nos dejaron en la satélite de Barajas (tuvimos que caminar un buen trecho) y esperamos a por las maletas otro rato, no salimos hasta las 23 horas por la puerta. En tierra nos esperaban Tamara y Elías, que nos habían venido a buscar.


Vuelta a la vida española

Tomamos unas cervezas en el Bar de Las Jotas en el barrio de La Elipa, antes de ir para su casa. Mientras nos duchábamos Elías preparó salmón a la plancha y una ensalada para cenar. Justo ese día fue el atentado en París así que nos quedamos viendo las noticias hasta tarde.

DIARIO DE TAILANDIA. DÍA 21: BANGKOK (AYUTTHAYA)

JUEVES 12 NOVIEMBRE 2015


Me desperté sobre las 7-7:30 y Pela al rato. Nos pusimos los bañadores y fuimos a darnos un baño en la bonita piscina al aire libre del hotel. Está en la planta 14 y es del tipo piscina infinita.






Piscina del hotel

Las vistas desde allí eran geniales y con el calor que hacía era todo un lujo; además al ser tan temprano apenas había gente. Al rato marchamos, pues habíamos planeado visitar AYUTTHAYA, que se encuentra a unos 80 km de Bangkok. 

Tras el baño pasamos por el cuarto para ducharnos y vestirnos. A continuación bajamos a desayunar a la 5ª planta. Qué maravilla de desayuno: varios cocineros haciendo revueltos, sopas, dumplings al vapor, etc. Había un montón de platos salados thais (noodles, arroz, cerdo, pollo, verduras, etc.) e ingleses (salchichas, huevos, bacon, etc.). Hay una máquina de hacer pancakes, varios tipos de zumos, apartado de ensaladas, sushi, cereales, decenas de toppings, fruta, etc. Resumen: que desayunamos como si fuese el ultimísimo día de nuestras vidas...









Desayuno del hotel

Tras el opíparo desayuno salimos a coger el BTS con destino a VICTORIA'S MONUMENT. En la entrada del BTS tuvimos que sacar 1000B en uno de los múltiples cajeros que hay habitualmente en todas las paradas, dado que se habían quedado en el hotel, a modo de fianza, los últimos bahts que teníamos.

Ayutthaya fue la antigua capital de Tailandia, de la cual hoy sólo quedan ruinas. Fue reconocida como Patrimono de la Humanidad por la Unesco a finales del siglo XX. Se encuentra en una isla, rodeada por el río y con numerosos canales. Al parecer fue fundada a mediados del siglo XIV y desgraciadamente destruida por el ejército birmano en 1767 durante la guerra.


Monumento Victoria

Una vez en  VICTORIA'S MONUMENT preguntamos por las vans que iban a Ayutthaya. Al salir de la estación caminaréis por un piso elevado que va sobre la carretera y una enorme rotonda en donde está el monumento. Cuando se divida tenéis que coger a la derecha y bajar por unas escaleras mecánicas a la calle. Allí están las furgonetas que van a Ayutthaya. Cuando llegamos a la parada ya había una van casi llena así que entramos y nos metimos en la última fila. En cuanto se llenó prácticamente del todo el conductor arrancó. Por cierto, el billete nos costó 60B/1'5€ por persona, o sea, una ganga.

El viaje duró alrededor de una hora, que aprovechamos para dormir de principio a fin. Al llegar al destino nos dejaron en una avenida en la que hay una especie de mercado y muchos taxistas/tucs tucs que abordan a los turistas nada más bajar de la furgoneta. Preferimos alquilar una moto e ir a nuestro aire así que en uno de los puestos del mercado preguntamos a una chica y nos indicó una guest house llamada DECEMBER HOUSE. En este lugar, además de dormir, podréis alquilar bicis y motos, comprar billetes de distintos transportes a casi cualquier lugar de Tailandia, etc. Su personal me pareció muy amable y competente. Si os queréis quedar a dormir en Ayutthaya, éste puede ser un interesante lugar. Crítica de la Guest House en Tripadvisor: https://www.tripadvisor.es/ShowUserReviews-g303897-d7289450-r416685277-December_House-Ayutthaya_Ayutthaya_Province.html



December House y la moto que alquilamos

Alquilamos una moto por 200B/5€, dejando el pasaporte de Pela como fianza. Además nos prestaron dos cascos y nos dieron un mapa en el que nos señalaron los lugares que debíamos visitar. Hicimos las consabidas fotos de la moto por si acaso antes de arrancar.

Seguimos la ruta del mapa, viendo varios espectaculares templos, todo distintos y en diferente grado de conservación:

-WAT MAHATHAT: pagamos 50B/1'25€ por persona para entrar. Es donde está la famosa cabeza de Buda rodeada por las raíces de un árbol, muy bonito. Aquí podéis ver más fotos del templo: https://www.tripadvisor.es/ShowUserReviews-g303897-d1235228-r416688267-Wat_Mahthat-Ayutthaya_Ayutthaya_Province.html













-WAT RATCHABURANA: lo vimos por fuera, sin llegar a entrar.



-WAT CHAIWATTHANARAM: éste es el que nos pareció más bonito de todos, pagando otros 50B/1'25€ por persona. Aquí podréis ver más fotos de este espectacular lugar: https://www.tripadvisor.es/ShowUserReviews-g303897-d456623-r416689624-Wat_Chaiwattanarm-Ayutthaya_Ayutthaya_Province.html









El paseo en moto fue estupendo, os lo recomiendo vivamente, pues la ciudad está llena de canales y templos. Ese día hacía bastante calor así que vimos a los que iban en bici demasiado acalorados y sudados, pero eso ya depende del gusto de cada uno. Yo creo que además en moto aprovecharéis más el tiempo, evitando los desplazamientos largos que hay entre algunos templos. La verdad es que, de haber sabido que este lugar era tan bonito, me hubiese gustado dormir allí una noche.

Otras atracciones son: Iglesia católica, paseo en elefantes (demasiado turístico), Mercado flotante, etc. Por cierto, tomamos un temtempié en uno de los templos a base de cosas que habíamos comprado en el Seven Eleven. Quiero destacar este snack de algas que estaba riquísimo, por si lo véis en las tiendasn y queréis probarlo (éste era picante pero había muchas más variedades).


Snack de algas

Nos decidimos por visitar el famoso MERCADO FLOTANTE. Tuvimos la suerte que, cuando llegamos, se estaban marchando tres autobuses completos de turistas así que no había prácticamente nadie. Se ve que las visitas guiadas van temprano así que os aconsejo ir más bien tarde para no estar agobiados de gente. Aquí tenéis más fotos del lugar: https://www.tripadvisor.es/Attraction_Review-g303897-d1729301-Reviews-Ayothaya_Floating_Market_Elephant_Village-Ayutthaya_Ayutthaya_Province.html

Mercado flotante

Se trata de una reproducción de los antiguos mercados flotantes, 100% turístico, pero aún así es gracioso para pasar un rato. Hay cientos de tiendas con mil chorradas, restaurantes, tiendas en donde se le puede dar de comer a las carpas con un biberón, etc..


Pelayo comprando un helado

Nos tomamos un helado de coco que vendía una señora desde un barco. Nos lo sirvió dentro de un coco de verdad (30B/0'75€). Además compramos unos curiosos muñecos que se construían por piezas similares a las de Lego por 100B/2'5€ cada uno (uno para mí de Monstruos SA y otro para el sobrino de Pela de un minion). Luego nos sentamos en un chiringo para tomar un par de cervezas: una Shinga y una Leo por 180B/4'5€.

Abandonamos el Mercado flotante y volvimos a la zona monumental. Ya estaban cerrando alguno de los templos, pues el horario no es muy amplio. Aprovechamos para rellenar el depósito de gasolina para dejarlo lleno como nos había comentado el chico de la Guest House que teníamos que hacer para devolver la moto. Nos costó 32B/0'8€.

Entregamos la moto en la Guest House sin ningún problema y caminamos hasta la parada de las furgonetas en donde nos habíamos bajado por la mañana. Nos subimos a la que ya estaba allí y tuvimos que esperar un buen rato a que se llenase. El ticket nos volvió a costar lo mismo: 60B/1'5€ por persona.

Aquí tenéis la opinión y más fotos de nuestra visita a la maravillosa Ayutthaya en Tripadvisor: https://www.tripadvisor.es/ShowUserReviews-g303897-d549787-r416075230-Ayutthaya_Historical_Park-Ayutthaya_Ayutthaya_Province.html.

Tardamos un poco más en llegar a Bangkok que por la mañana debido al tráfico que había. Al llegar a Victoria's Monument cogimos el BTS de nuevo hasta el hotel, en donde nos dimos otro agradable baño en la piscina pero sólo nos dio tiempo a estar media hora, pues cerraban a las 21 horas. A partir de esa hora, sin embargo, la gente se puede sentar en los sofás de la terraza, pues hay servicio de bar y restaurante (incluso para gente que no está alojada en el hotel). A esa hora estaba repleto, pero aún así se estaba muy bien, dada la temperatura tan agradable que hacía, y las vistas.


Pelayo en la piscina del hotel

Nos volvimos para el cuarto y nos preparamos para salir a cenar en un sitio que había visto Pelayo en Tripadvisor: TEALICIOUS. Estaba muy cerca de nuestro hotel y del famoso Sirocco, a donde queríamos subir nuestra última noche en Tailandia para observar la capital desde las alturas. 

Fuimos dando un paseo por las grandes avenidas del barrio, llenas de rascacielos. Cuando llegamos al restaurante nos dieron una mesa rápidamente. Resulta que el negocio pertenece a un londinense con enanismo afincado en Bangkok desde hace tiempo, pues está casado con una tailandesa. Los empleados y cocineros eran todos locales. El sitio es bonito y dispone de una amplia carta, como es habitual aquí, pero tengo que decir que el dueño me agobió un poco al querer ser tan sumamente amable.

Esto fue lo que pedimos:

-Gambas envueltas en pasta con salsa agridulce (venían cuatro)



-Costillas de cerdo fritas con lemon grass (5 costillas)



-Glam noodles con marisco (Pela lo pidió picante y casi llora)



-Pad thai (no quería dejar de comerlo nuestra última noche en Tailandia)



-Tarta de chocolate con vainilla



Los aperitivos fueron un poco escasos pero los platos principales sí eran abundantes. Para beber pedimos dos cervezas Beer Lao para Pelayo y un batido de plátano para mí que estaba riquísimo. Pagamos por todo 1104B/27'6€. Cuando fuimos a pagar con tarjeta, pues ya no teníamos efectivo porque nos íbamos al día siguiente, nos dijo el dueño que no tenían TPV. Total, que se tuvo que ir Pelayo a sacar otros 1000B un cajero mientras yo esperaba en el comedor. Aquí tenéis la crítica del restaurante en Tripadvisor: https://www.tripadvisor.es/ShowUserReviews-g293916-d6475518-r416695460-Tealicious_Bangkok-Bangkok.html

Resulta que en el mismo local estaba cenando otra pareja de españoles, concretamente de Lérida, así que hablamos un rato con ellos. Tenían la suerte de que acababan de empezar su viaje por Tailandia, por lo que después de cenar fuimos los cuatro a tomar algo al SIROCO para contarles lo que habíamos hecho durante nuestra estancia en el país. Se llamaban Ramón y Silvia, y la verdad es que eran muy majos, fue una pena no haber coincidido más tiempo con ellos. Aquí podréis ver más fotos de las vistas que hay desde el Siroco: https://www.tripadvisor.es/ShowUserReviews-g293916-d583526-r416694707-Sky_Bar_Bangkok-Bangkok.html






Siroco

El mirador del SIROCO está en la planta 60 (o sea, !!el doble de lo que está nuestra habitación del hotel¡¡). No dejan sacar fotos más que desde el mirador acristalado, en donde está la barra de copas y cócteles (pues hay otra barra de Champán).

Hicimos varias fotos y después teníamos intención de pedir una copa pero, entre la cantidad de gente que había y que las consumiciones no eran baratas, decidimos tomar algo en otro sitio más tranquilo.

Encontramos cerca del Siroco un local muy pijo especializado en Whiskeys llamado WHISGAR'S y entramos, pues no veíamos nada más abierto. Pela y yo pedimos dos cócteles de whiskey y ellos cerveza y refrescos. A mayores yo pedí una botella de agua porque la cena y el calor me habían dado una sed atroz. La cuenta fue de unos 1000B/25€. Crítica de este local en Tripadvisor: https://www.tripadvisor.es/ShowUserReviews-g293916-d6812926-r416697495-Whisgars_Ploenchit-Bangkok.html


Whisgar's

Estuvimos de cháchara hasta que cerró el local, a las 2 de la madrugada. Les regalamos nuestra tarjeta SIM tailandesa, pues nosotros ya no la íbamos a usar más, para que la recargasen en el Seven Eleven al día siguiente. Nos despedimos de ellos y volvimos caminando hasta nuestro hotel. Preparamos las maletas y a dormir unas pocas horas.


Pelayo, Ramón y Silvia