sábado, 12 de noviembre de 2016

RESTAURANTE ÁRBORE DA VEIRA. LA CORUÑA

En Octubre 2016 por fin cogimos nuestras vacaciones anuales, este año el destino era Japón. Pero antes de partir pasamos unos días en Coruña visitando a la familia y aprovechando para ver el World Padel Tour.


Ya habíamos intentado en vano reservar mesa en el Restaurante Árbore da Veira en varias ocasiones, pero al ser siempre fin de semana estaba completo. Esta vez, aprovechando que estaríamos en la ciudad de Miércoles a Domingo, se me ocurrió llamar y preguntar. Cuál fue mi sorpresa: ¡¡había mesa el Jueves para comer!!

El día señalado recibimos a mediodía la llamada de rigor que hacen desde el restaurante para confirmar la mesa. Teníamos la reserva para las 14 horas pero le dije a la amable joven que me atendió que si preferían podíamos estar en el local a las 13:30, a lo que accedió.


 Nos presentamos un poco antes de las 13:30, ansiosos por conocer el templo de Luis Veira. El local está elegantemente decorado por dentro pero pasa desapercibido desde fuera, eso sí, está muy céntrico.

Resulta que aún estaban acabando de preparar la puesta en escena así que nos sentamos en la entrada a tomar algo. Pedimos vino de Jerez, sirviéndonos:
-Manzanilla Papirusa de Lustau
-Palo Cortado Leonor de Gonzalez Byass


Unas ricas aceitunas acompañaron a los vinos. Mientras tanto aprovechamos para echar un vistazo a la carta de vinos que, por cierto, nos pareció que tiene muy buenos precios. Cuentan con un poco de todo: espumosos españoles y franceses, blancos (principalmente gallegos), tintos de Rioja, Ribera del Duero pero también gallegos y de alguna que otra DO pequeña, vinos dulces,... Hay alguna referencia extranjera más, además Francia, como Chile, Argentina, California, Portugal, etc.


Nos sentamos en la mesa que está más cerca de cocina. Me hizo gracia que en cada una de ellas hay una figura de gran tamaño. En nuestro caso había un gracioso pingüino.


La carta es bastante simple, pues consta de dos menús:
-Raíces: 55€/persona
-Árbore: 70€/persona


Para maridar con los anteriores hay dos opciones:
-En boca: 8 vinos (35€/persona)
-Paladar: 12 vinos (45€/persona)


El menú, como es habitual en este tipo de restaurantes, se sirve a mesa completa. En este caso incluye el pan y el agua, gran idea. El pan estaba recién horneado, aún calentito; creo que es la vez que más he comido, estaban todos buenísimos (centeno y miel, cebolla, maíz con pasas, etc.), no parábamos de pedir más y más trozos...


Como es ya costumbre en nosotros (a lo que nos hemos adaptado estupendamente, por cierto), pedimos el menú largo acompañado por su correspondiente maridaje. Sólo voy a decir que es apasionante, divertido, sabroso y fantástico. Estos son los platos que nos sirvieron (pido perdón de antemano por si me confundo en algún ingrediente o me falta alguno):

1.Aceituna y mantequilla de sardina. Acompañado por un Gin Fizz.



2.Buñuelo, crujientes de algas, pasta filo con anchoa y rulo de bacon con cebolla y avellana. Acompañado por un espumoso, concretamente Raimat Brut Chardonnay.




3.Tomate con tomate: tomate relleno de helado de tomate y caldo del mismo. Acompañado por Audacia 2013, Valdeorras elaborado con la variedad Godello.





4.Canelón de calamar.




5.Salmón con encurtidos, yema de huevo curado en soja, helado de lima y albahaca. Acompañado por Alalá 2013, Rías Baixas elaborado con la variedad Albariño.





6.La cereza que cayó del árbol: uno de los platos estrella de Luis, nos encandiló.




7.Crema de berberechos y coliflor. Acompañado por Paraje Mina 2015, un Rías Baixas monovarietal Albariño.




8.Mollete con caldo de gallo y bogavante: excelente plato, toda una sorpresa. Se nota que Luis le da mucha importancia a la base del plato, pues elabora unos caldos que son difícilmente superables. Acompañado por Táganan 2015, vino elaborado en Canarias por Envínate a base de variedades autóctonas.




9.Kokocha, frambuesa y yuzu: estupenda mezcla de sabores. Acompañado por Vale da Capucha, vino de Lisboa elaborado con la variedad Arinto.





10.Alcachofas con crema de patata: las alcachofas no son un producto que me guste demasiado pero éstas, que estaban fritas, me encantaron. Acompañado por Descartes&Co, elaborado por Albamar.




11.Zamburiñas con guiso de tuétano. Acompañado por Albahra 2014, otro vino del proyecto Envínate pero elaborado en Almansa con garnacha tintorera.





12.Changurro de nécora, presentado en un original plato.



13.Cigala, guiso de setas y yema. Acompañado por As Furnias, un vino elaborado en Crecente a base de Brancellao, Caíño Longo, Caíño da Terra, Sousón y Espadeiro.





14.Merluza con guisantes al pil pil. Acompañado de Sílice, vino elaborado en Sober a base de Mencía, principalmente (fuera de la DO Ribeira Sacra).





15.Lentejas. Acompañado por Finca San Blas 2011, vino de Utiel-Requena elaborado con la variedad Bobal, un gran descubrimiento.





15.Tocinillo con esfera de kiwis y helado de plancton y manzana. Acompñado por Armán Doce, vino de la DO Ribeiro elaborado por la Bodega Casal de Armán a base de Moscatel.





17.Sopa de chocolate con algo más que no recuerdo y nata que sirvieron en la mesa. Acompañado por El Sequé 2011, vino dulce elaborado con Monastrell y perteneciente a la DO Vinos de Alicante.





18. Helado de torrija, bica frita y más. Acompañado por Finca San Blas 2013 Vino blanco dulce botritizado, dentro de la DO Utiel-Requena.




16.Petit fours: excelentes (chocolate, macarons, gominolas, etc.).




La guinda del pastel fue cuando salió Luis a la sala a saludar, pues al final nos quedamos charlando con él más de una hora. Fue una interesante conversación en la que pudimos disfrutar de su arrolladora personalidad y su humildad.

Pagamos por los dos menús completos y sus maridajes 230€, lo cual no me pareció caro en absoluto para celebrar una ocasión especial.


Nuestro paso por Árbore da Veira fue una completa experiencia gastronómica que no olvidaremos y que además recomendamos probar. Encontraréis cocina moderna pero sin excentricidades, llena de sabor, cuyo sustento es la buena cocina tradicional (a base de estupendos caldos) y buen producto. Además la vajilla y la puesta en escena es espectacular.


En mi humilde opinión, es uno de los top dentro de los “estrellados” gallegos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario