miércoles, 11 de mayo de 2016

RESTAURANTE O CAMIÑO DO INGLÉS. FERROL


El sábado 30 de Abril fuimos a este restaurante al que yo ya tenía ganas de ir desde hacía tiempo, pues los seguía por el Facebook y me gustaban mucho sus publicaciones.

Se encuentra en la parte antigua de Ferrol pero he de decir que no tuvimos problema para aparcar, igual fue suerte. Desde donde está hay una zona con bonitas vistas de la ría.

Yo había reservado mesa para dos unos tres días antes. El mismo día que teníamos la reserva recibí una llamada del Restaurante para confirmar la mesa y es que tienen esa política (que anuncian en la puerta del local): llamarán a los comensales entre las 13-13:30 y las 20-20:30, y si no se responde al teléfono la mesa quedará anulada. A mí no me avisaron de esta operativa cuando llamé para reservar y, desgraciadamente, no oí la llamada a mi móvil pero no hubo ningún problema porque llegamos los primeros al local, antes de la hora acordada, justo unos minutos después de haber recibido la llamada.

Se trata de un local que hace cocina de mercado así que tienen una pizarra con los platos del día, alrededor de unos 16 cuando fuimos nosotros.


En el interior hay un curioso mural en una de las paredes, podríamos decir que resume la filosofía y el recorrido del chef del local. Las mesas estaban preparadas para dos y cuatro personas. Nos decidimos por la que estaba más próxima a cocina, pues nos gusta ver cómo funciona.


Daniel López, el Chef, se acercó a la mesa y comentamos las dudas que teníamos sobre los platos. Como queríamos probar un poco de todo, nos organizó una especie de menú degustación con raciones y medias raciones de varios de los platos de la carta, lo que me pareció una gran idea. 

Nos esperaba toda una experiencia gastronómica en la que el nivel no bajó en ningún momento, manteniéndose a un nivel difícil de superar, que os voy a relatar a continuación.



Tuvimos la gran suerte de que como el local estaba todavía vacío pudimos charlar un buen rato con Daniel y la verdad es que nos encantó su filosofía de cocina, es justo lo que Pelayo y yo buscamos cuando vamos a un restaurante: menú divertido y sorprendente, fusión de orígenes (asiática, peruana, gallega, etc.), platos riquísimos, para no parar de repetir.

Luego se acercó el sumiller, que también se llama Daniel, para ofrecernos algo de aperitivo. Coincidimos plenamente con él a la hora de pedir un vino generoso: 

-Tío Pepe Fino en Rama (Gonzalez Byass) para Pelayo y 
-Palo cortado Monteagudo (Delgado Zuleta) para mí (quizás un poco fuerte para empezar pero es que no me pude resistir cuando lo vi en la carta). 
-Además nos dio a probar un Oloroso de Marqués de Poley (Montilla Moriles). 
Los tres estaban excelentes.


La lista de vinos es interesante, con muchas y variadas joyitas, pero en proceso de reforma. Tienen algo de varias DOs españolas (y sin DO también), portuguesas, francesas, italianas, etc.

Nos decidimos por un vino blanco para la sucesión de platos y entonces nos trajo cuatro botellas a la mesa para que escogiésemos, lo cual me parece una gran idea. Nos decidimos por Avo Fausto 2014 de la bodega Quinta das Bageiras, dentro de la DOC portuguesa BAIRRADA, pues no lo conocíamos. A mayores no fue sirviendo copas de otros vinos, con según qué platos, que ya os relataré.


Comenzaron a servir el menú, sin esperas entre uno y el siguiente, como un reloj, algo que en pocos sitios nos había pasado, incluso con platos que pedimos luego sobre la marcha que no estaban en la comanda inicial:

1.Sashimi de San Martiño a la gallega: un corte perfecto y una ajada en su punto de sabor, riquísimo. Nos pusieron media ración.


2.Tiradito de liberna/rubio: caldo perfectamente equilibrado de acidez, picante, etc. Es la primera vez que a Pelayo le gustó más un tiradito elaborado fuera de casa que los que él prepara. Nos pusieron media ración.


3.Falsa boloñesa de albacora: realmente parecían unos tallarines sa la boloñesa, sabrosísimo. Nos pusieron media ración.


4.Dim sum (de tinta) de choco y costilla: dos dinsum negros con un relleno de costilla de gran sabor.


5.Xarda kaikaya: estupenda combinación de sabores y texturas, pescado en su perfecto punto; además salió el chef a desmigarlo y explicarnos cómo se debe de comer. Nos pusieron una ración completa.



6.Pulpo estilo cantonés: muy diferente al estilo local; además llevaba la mejor mayonesa de wasabi que hemos probado nunca, preparada al estilo tradicional, con la raíz traída directamente de Japón y piel de tiburón para rallarlo, un lujo. Nos pusieron media ración.



7.Raia en caldo de aceituna negra: riquísima y original combinación, para no parar de comer. Nos pusieron media ración.



8.Foie micuit, pera y miel: media ración de este delicioso plato, difícil de superar; el foie está preparado por ellos mismos. Lleva una combinación de especias y dulces que no puedo parar de relamerme cada vez que me acuerdo, de lo más rico que he probado nunca. 


Para este excelente plato Daniel nos sirvió un Marqués de Poley, Amontillado Viejísimo, solera 1922 de Bodegas Toro Albalá, maridaje de diez.


9.Arroz de centollo: el chef quiso que probásemos una ración de su arroz de centollo así que accedimos encantados. Era muy abundante y de sabor especial, muy distinto a cualquiera que haya comido antes en Galicia, con comino y más especias que no sabría concretar.


Y llegó el momento de los postres, para lo cual pedimos unos vinos dulces:

-Moscatel de Ordoñez nº 2
-Barbeito de Madeira


Ésta fue la combinación de sublimes postres que catamos:

1.Kit Kat de té Matcha: excelente mezcla de sabores y texturas.





2.Helado de fruta con gelatina: pero no recuerdo los ingredientes, eso sí, la mezcla era original y además estaba muy buena.



3.Crema de queso: sabrosa y curiosa presentación.


4.Piña colada: muy refrescante y elegante.


A los cafés nos invitaron, todo un detalle:


No puedo decir más que fue una de las mejores experiencias gastronómicas que hemos podido disfrutar en Galicia, todo fue perfecto: local, servicio, comida, maridaje, conversación, relación calidad precio, etc. Estoy segura de que al equipo de O CAMIÑO DO INGLÉS le espera un montón de éxitos. ¡¡Estamos deseando volver!! 



No hay comentarios:

Publicar un comentario