miércoles, 29 de abril de 2015

UN MARTES DIFERENTE EN EL CAFETÍN DE PONTEVEDRA

El martes 28 de abril EL CAFETÍN de Pontevedra organizó una cata de varios productos y animó a todo el mundo, a través de las redes sociales, para que aprovechasen un día de martes lluvioso, una gran idea. Hubo que reservar, pues se cubrieron todas las plazas.



Comenzaron presentando el vino que acompañaría a todos los platos de la noche, REMESAL 2013. Se trata de un albariño 100% que pertenece a la bodega VAL DO REMESAL, que se encuentra en Tui, concretamente en las laderas del monte Aloia; por tanto se trata de la subzona Rosal de la DO Rías Baixas. 

Presentación del vino Remesal

La bodega también posee, al parecer, restaurante y vinoteca. Sólo utilizan para sus caldos uvas propias, empezando como una pequeña bodega pero que actualmente está en plena expansión, más allá de nuestras fronteras. Las fotos del lugar son bien bonitas (www.remesal.es) pero sí echo de menos un poco más de información sobre sus vinos en la web. 

Por lo que nos contaron la producción es de alrededor de 15-20.000 botellas, tratando de hacer un proceso artesanal que dé lugar a vinos de alta calidad, valiéndose principalmente de las cepas más antiguas. La producción de uva es baja, siendo seleccionada ya desde la viña. Una vez recogida la uva se macera para a continuación proceder a la fermentación. Lleva una crianza en depósitos de inox para luego acabar 3-4 meses en botella.

El vino nos pareció fresco, con más acidez de lo que esperábamos en un Rosal, frutal (albaricoque, manzana ácida) pero también tenía toques florales.


En cuanto a los quesos, todos los que catamos pertenecían a LA CASOTA, empresa radicada en La Solana (Ciudad Real). Elaboran quesos de oveja manchega de un modo artesanal. Al parecer todo comenzó gracias a una familia de pastores que evolucionó hasta la empresa que es hoy actualmente. La Casota pertenece a la DO de Queso manchego que, por lo que nos explicaron, es la más antigua de España y la que más comercialización tiene.

Presentación de los quesos de La Casota

Probamos cuatro quesos: tierno, semicurado, curado y crema de queso (el producto más novedoso). El Cafetín se encargó de preparar una serie de pinchos utilizando estos cuatro tipos de quesos y además nos los sirvieron en porciones aparte para que los catásemos solos.


 Para catar un queso, según nos explicó la persona que vino a presentarlos, hay que mirar lo siguiente:

-exterior: corteza, color, forma, etc.
-interior (la pasta): color, estructura, fragilidad, etc.
-textura: ojos, distancia de los mismos, tamaño, regularidad, etc.
Luego ya pasaríamos a olerlo y degustarlo. 

A continuación comenzamos con la serie de pinchos preparados por el Cafetín:

-Queso tierno de La Casota: nos trajeron unas cuñas para catarlo, muy sabroso y consistente a pesar de ser tierno.


-Cucurucho con hojas de temporada, queso tierno, vinagreta de fresas y cebolla caramelizada: a mí este plato me volvió loca, por la bonita presentación (imitando un cucurucho de hoja de periódico) pero también por la explosiva mezcla de sabores (creo que la grasa del queso pegaba perfectamente con el ácido de las fresas). Me enamoró!!!


-Risotto de setas shiitake y espuma de queso con sal de jamón: en este caso la espuma se hizo con el queso de La Casota. Nuevamente la presentación fue excelente, en una cajita de cartón que imitaba a las utilizadas para la comida rápida. La espuma con una textura excelente y la sal de jamón, finísima, remataba el sabroso plato.


-Pulpo a la marinera gratinado con queso semicurado y brotes: esta vez se valieron de latas de conserva para la presentación. De este plato destacaría la salsa, muy rica.


-Plato de queso semicurado La Casota: tras el risotto nos trajeron un platito a cada mesa con cuñas de queso semicurado para que lo catásemos solo. Tiene una maduración entre 2-4 meses. Muy bueno.


-Jamón de buey con queso curado y sésamo dulce, acompañado de chupito de aceite orgánico Los Molinas: la presentación fue otra vez de aplauso, incluyendo un platito con el jamón, acompañado de tacos de queso, brotes y el rico sésamo dulce (me pregunto cómo se hace!!), cuya mezcla era perfecta. Además venía un chupito para cada comensal de aceite en una especie de tubos de ensayo, una monada. Se trata de un aceite virgen extra ecológico.



-Plato de queso curado La Casota: maduración entre 8-12 meses, riquísimo.


-Tiramisú de tetilla: todo un detalle, pues no esperábamos postre, pero como siempre en el Cafetín cuidan hasta el último detalle. Estaba muy cremoso, con unos crujientes por encima y las bolitas de chocolate (marca de la casa).


El aceite que utilizaron fue el de LOS MOLINOS DE SANTA CATALINA (las fotos son cortesía del Cafetín). Esta cooperativa también se encuentra en La Solana (Ciudad Real). El aceite está elaborado con aceitunas de la variedad cornicabra, procedentes de olivos centenarios.

 

Esta es la foto de los recipientes en los que venden el queso fundido para untar.


Ya para terminar quiero resaltar lo que costaba la cata: 5 Euros por persona, por lo que no se puede dar más por menos. Debajo tenéis una foto de la cuenta por si no me creéis (cuatro cañas y cuatro catas). Es un lujo poder probar estas delicias de autor a precios a los que cualquiera puede apuntarse. Bravo nuevamente!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario