viernes, 24 de abril de 2015

TALLER DE PINCHOS EN ADEGA EIDOS

El 17 de abril nos apuntamos al TALLER DE PINCHOS CREATIVOS que organizó la BODEGA EIDOS, dirigido por la cocinera ROCÍO GARRIDO. Tiene una web con interesantes recetas, aquí tenéis el enlace por si queréis echar un vistazo: http://www.cocinademiabuelo.com/

Cartel de la actividad
A las 18:30 empezaba la jornada, comenzando con una visita a la bodega, que es pequeña pero bonita y muy funcional. La sala que hay en la entrada tiene una cristalera hacia el interior, pudiendo ver por tanto los depósitos de inox, y otra hacia el exterior, con bonitas vistas hacia la ría de Pontevedra. Luego nos enteramos que la diseñó su dueño, que es aparejador, así que sólo puedo decir que tiene un gusto exquisito.


Cristaleras
Quería además felicitar a EIDOS porque organiza una gran variedad de actividades a lo largo del año, de motu propio o con la Ruta do Viño de Rías Baixas; de este modo se promueve la cultura del vino a todos los niveles. Las actividades tienen un precio simbólico o son gratuitas (este taller, por ejemplo, costaba 5€ por persona). No dudéis en apuntaros en alguna de ellas si tenéis la oportunidad, os enteraréis fácilmente consultando su web (www.adegaeidos.com) o su perfil de Facebook (https://www.facebook.com/pages/ADEGA-EIDOS-VITICULTORES-VINO-ALBARI%C3%91O-CON-DO-R%C3%8DAS-BAIXAS/117952121566617).


Entrada a la bodega
Rocío preparó cuatro pinchos ayudada en todo momento por los participantes, a los que nos fue adjudicando diversas tareas:


Todo preparado para empezar a cocinar

1. Jurel con vinagreta de fresas y mahonesa de soja: se filetean los jureles, sacando todas las espinas. Se lavan y se meten en agua de mar/con sal durante un buen rato. Luego se introducen en aceite de oliva hasta que los cubra y se meterían a congelar 48 horas por si tuviesen anisakis (ella ya los trajo listos). Por otro lado se trocean las fresas y se maceran en vinagre de módena. Se sirven las fresas con los jureles y adornamos con un poco de mahonesa a la que se le añadió salsa de soja al gusto. Este pincho estaba riquísimo, sobre todo por el contraste de sabores y la acidez que aportan las fresas.


 
Dos presentaciones distintas del plato

2. Huevo con carbonara de San Simón da Costa: se frió el bacon en una sartén para utilizarlo posteriormente. En esa sartén se dora una cebolla bien picada y luego se añade el queso San Simón troceado, nata y leche. Mezclamos hasta que esté homogéneo y pasamos la batidora. Por otro lado se escalfan los huevos en agua con vinagre y sal, dejándolos alrededor de tres minutos en la olla. Se sirve un huevo por plato, se añade un poco de salsa por encima y unos trocitos de bacon. Como toque final Rocío puso un poco de pan de maíz desmigado. Este pincho estaba irresistible.


 
Preparación y presentación final del pincho

3. Brandada de bacalao con perlas de pimientos: sofreír una guindilla con un diente de ajo laminado. Luego se añade una cebolleta, previamente picada, y se deja a fuego lento. Se añade posteriormente el bacalao desmigado y se sube el fuego. Se vierte en la sartén nata líquida y dejamos hervir durante 5 minutos. Se retira del fuego para adjuntar dos hojas de gelatina que fueron hidratadas previamente en agua fría y  posteriormente escurridas. Se pasa la batidora y se coloca la mezcla en los platos para servir. Paralelamente Rocío había preparado un caldo con puerros y algas deshidratadas que estaba sabrosísimo; sirviendo un poco por encima de cada plato. Además se incorporaron una especie de esferas de pimiento que nos enseñó allí mismo a elaborar: puré de pimientos al que se añadió agar-agar, llevándolo a hervir hasta que se disuelva este último. Luego en un recipiente se vierte una buena cantidad de aceite de girasol muy frío y con una pipeta/cuentagotas/inyección se van vertiendo gotas sobre el aceite, formándose una especie de bolitas rojas gelatinosas muy sabrosas que le daban mucha chispa al plato.


Preparación de las perlas y presentación final


4. Taco de rixóns con salsa worcestershire con rúcula y queso San Simón Dacosta: se hizo la masa del taco con harina de maíz, agua y una pizca de sal. Se amasó bien y se dio forma de bolitas que se aplastaron posteriormente, pasándolas a continuación por la plancha por ambos lados hasta que doraron. Los rixóns son carne de cerdo, que hubo que pasar por la sartén con un poco de aceite, en donde previamente se pochó una cebolla picada.  Luego se añadió salsa Worcestershire, pimienta y sal, mezclando bien. Se añadió la rúcula a continuación y se salteó un poco. Se colocó encima del taco una parte de esta mezcla y finalmente una porción de queso San Simón. Tenéis la receta en el blog de Rocío: http://www.cocinademiabuelo.com/2015/04/receta-taco-de-rixons-con-salsa.html

Preparación y presentación final

Una vez que terminamos con los pinchos nos dispusimos a degustarlos acompañados de los vinos de la bodega, que son tres (todos magníficos) y que, por cierto, pertenecen a la Subzona del Salnés, dentro de la DO Rías Baixas. Ninguno de ellos realiza la fermentación maloláctica, sólo la alcohólica:
1. EIDOS 2013: 100% albariño cepas de más de 20 años en emparrado. Al parecer se elabora por maceración, valiéndose de métodos antiguos y artesanales. Pasa alrededor de seis meses en depósitos de inox. Se trata del vino emblema de la bodega, con el carácter de la zona, fresco y salino.



2. VEIGAS DE PADRIÑÁN: no pudimos probarlo en esta ocasión, pues habían acabado las existencias, pero sí lo catamos en otras ocasiones. Se trata de un monovarietal de uva albariño, de cepas de 40-80 años en emparrado. Pasa alrededor de once meses en depósitos de inox.
3. CONTRAAPAREDE: 100% uva albariño de cepas de 70 años en emparrado, que pertenecen a la bodega. Pasa 4 años de crianza en depósitos de acero inoxidable de 1500 litros, algo que yo diría que es único en Galicia. Este vino es una maravilla, muy especial, dorado, glicérido, con aroma a frutas maduras. Nos enamoró desde la primera vez que lo probamos en nuestra primera visita a la bodega.


Postre

Además de los vinos arriba expuestos también elaboran cuatro licores (orujo blanco, hierbas, café y crema de orujo). Después del taller aprovechamos para comprar unas cuantas botellas de vino, que tienen un precio muy bueno, aprovechando además que ese día tenían un descuento especial del 10%.


Licores

La jornada se extendió hasta bastante tarde, charlando con los asistentes, Rocío, el personal de la bodega, etc. Fue una gran jornada, ¡¡¡muchas gracias a todos!!!



1 comentario:

  1. Muchas gracias por el post y por venir al taller, espero volver a coincidir pronto

    ResponderEliminar