viernes, 20 de marzo de 2015

TALLER DE FLORES COMESTIBLES MESA ÚNICA-FLORCITY

El día 12 de marzo participamos en un taller que organizaron FLORCITY y MESA ÚNICA, en el local de esta última (calle Colombia nº 40 de Vigo), para iniciarse en el mundo de las flores comestibles. El evento empezaba a las 18:30 así que allí nos presentamos con un poco de tiempo (pues la zona no se caracteriza por el fácil aparcamiento).

Cartel 

Nos recibió Eva, una de las personas que se encargan de la gestión de MESA ÚNICA. Se trata de un “espacio culinario” que organiza un montón de actividades (desde talleres y clases de cocina para niños, catas, alquila sus instalaciones para organizar comidas u otro tipo de eventos, etc.). Aquí tenéis su web para que le echéis un vistazo: http://www.mesaunica.com.

Instalaciones de MESA ÚNICA

Laura, responsable de FLORCITY, fue la encargada de impartir las primeras nociones sobre las flores. Esta empresa lleva diez años dedicándose a ellas en todas sus facetas, incluyendo la venta online. Su dirección es Camino das Covas 3, 36340 Patos (Pontevedra), correo: info@florcity.com,  y sus teléfonos son 986368292 y 66255907, por si queréis contactar con ellos.

 
Cóctel de bienvenida

Dejamos los abrigos en un armario y nos ofrecieron un cóctel de bienvenido que estaba hecho a base de sidra. Cuando ya estuvimos todos pasamos al salón, exquisitamente decorado. En cada puesto de la mesa había una tabla con varias flores y hojas frescas (pues secas tambén se pueden utilizar pero pierden sabores y propiedades).

Sala de catas

Laura nos hizo una pequeña introducción sobre la florifagia o arte de la flor en la mesa (para decorar pero también para comer) así como las costumbres humanas a lo largo de la historia a la hora de comer (productos, preparaciones, etc.).

Seguro que alguna vez habéis comido alcachofas o brécol, pues sabed que son flores realmente, así que sólo consistía en ampliar fronteras y conocer un poco más sobre el tema. Sin embargo no hay que volverse locos con las flores, pues hay que tener en cuenta el aroma, la textura, el sabor y las propiedades de cada flor antes de colocarla en un plato. Hoy en día se usan para infusiones, batidos, gintonics, repostería, aliños, condimentos, etc.

Tabla preparada para cada comensal

Las flores se han utilizado desde que el hombre es hombre (griegos, romanos, egipcios, hindúes, orientales, árabes, etc.) pero en Europa se les dio más importancia como ingrediente en la cocina a partir de los años 60 gracias a los cocineros franceses.

En Galicia tenemos la suerte de que hay una gran variedad de flores comestibles pero OJO, no valen de viveros ni floristerías, pues tanto las semillas como las flores están muy manipuladas y tratadas con pesticidas y otros productos. Lo mejor es cogerlas del campo (en un sitio donde a poder ser haya la mínima contaminación de coches, animales, fumigaciones, etc., pues pueden sentarnos mal) pero teniendo en cuenta que hay algunas tóxicas, o comprarlas en tiendas y webs especializadas.
Estas son las flores y verdes que probamos:

1.Romero (Rosmarinus officinalis): se trata de una planta aromática mediterránea que seguro todos conocéis. Posee una microflor de color azulado o violeta, con un ligero toque anisado. Las hojas tienen más sabor que la flor. Ambos productos pueden utilizarse como condimento, en aceite, en infusión, ensaladas, confitería (liga especialmente bien con chocolate, galletas, etc.), hay quesos que llevan romero por fuera, etc.  Al parecer tiene propiedades diuréticas, digestivas, estimula el cerebro (ya en Grecia se usaban coronas de romero para potenciar la memoria y la concentración). Laura dijo que el romero puede sustituirse en casi todos los casos por Lavanda.

 
Flor de romero

2.Capuchina (Tropaelum majus): es originaria de Sudamérica y la introdujeron los monjes jesuitas en Europa, de ahí su nombre (pues la flor recuerda a la capucha que llevan dichos monjes). Es una especie invasora, muy fácil de cultivar y su flor tiene un agradable aroma. Repele plagas de pulgones, chinches, etc., así que se recomienda plantar entre el resto de especies. Se come tanto la flor como su hoja, teniendo un sabor picante ambos, similar a la pimienta y al berro. Se pueden usar como condimento (las flores sustituirían a la pimienta), en ensaladas (troceando sus hojas), infusiones, batidos, con chocolates, etc. Si cocemos sus hojas podremos utilizarlas de guarnición o, por ejemplo, con huevo y patata cocida ya tendremos un plato listo y muy sano. Laura nos propuso poner las hojas en la sartén, con una gota de aceite, y freírlas vuelta y vuelta hasta que queden transparentes. Así obtendremos unos sabrosos chips que al parecer tienen toques a cacahuete.

Hoja y flor de capuchina

3.Borraja (Borago officinalis): se usa desde hace muchos años, pues ya era consumida por griegos y romanos, y se aprovecha todo de ella (es similar al cerdo en las carnes). Su flor es lila o azulada. Tiene un sabor similar al pepino, muy suave. Para consumirla primero hay que escaldarla por los pelitos que tiene. En cuanto a sus propiedades, es diurética y sudorífica. Se usa para acompañar ensaladas, en sopa, en revuelto con huevos, como guarnición (cocida o al vapor), con quesos, pescados, en infusión, como postre friendo sus hojas y añadiendo luego azúcar, en gintonics, etc. Laura suele echar una flor de borraja al vino tinto mientras lo bebe de la copa porque dice que potencia el aroma, habrá que probarlo.

Flor de borraja

4.Rosa: hay muchas especies, la mayoría provenientes de Asia. También se aprovecha todo de estas plantas: semillas, pétalos, hojas, raíces. Su gama cromática es infinita. Tienen vitaminas B, C, carotenos, etc. Durante la Guerra Civil española como escaseaban los cítricos se consumían las rosas. Si se van a guisar es mejor coger las más perfumadas y meterlas en los últimos minutos. También se usan desde hace tiempo para aromatizar el vino o el cous-coús (en países árabes). Es muy utilizada para cosméticos, repostería, licores, infusiones, aceites, esencias, etc. Pero también pueden usarse sus pétalos para carnes, ensaladas de frutas, etc. Para acompañar el café y licores se pueden caramelizar los pétalos en la sartén con azúcar. Famosa es la receta del libro “Como agua para chocolate” de Laura Esquivel, de codornices con pétalos de rosa con la que conquista a los comensales.

Pétalo de rosa

5.Trébol (Trifolium pratense): es una planta muy común, con una flor amarilla. Su sabor es ácido (sobre todo el tallo) y cítrico. Ideal para ensaladas, vinagretas (por ejemplo para unos mejillones), cocida como verdura, infusiones, etc. Tiene aminoácidos, vitaminas, proteínas (sobre todo la semilla), minerales. Es muy fácil de cultivar.  

Flor y tallo de trébol

6.Margarita/Chiribita (Bellis perennis): es una planta herbácea silvestre, muy abundante y común. Se comen las flores pero también las hojas, pudiendo ponerlas en ensaladas, hacer infusiones, etc. Tiene sabor a alcaparra. Es diurética, sudorífica y antiinflamatoria. Se están haciendo estudios sobre su uso en el tratamiento de cáncer y sida. No estaba en la tabla pero la probamos después en unos pinchos que nos ofrecieron tras el taller.

7.Vinagrera/Acedera (Rumex acetosa):  su hoja sabe mucho a limón, es muy agrio (aunque a mí me recordaba casi más a la fresa). Se puede usar como condimento, cocida como verdura, en infusiones, ensaladas, cócteles, como guarnición para un carpaccio, en sopa, etc. La flor, minúscula, apenas tiene sabor, es más bien para uso decorativo.  Tiene propiedades diuréticas, con mucha vitamina C y potasio. Fue una de las que más me gustó. Se usa para las picaduras de insectos.

Flores de vinagrera y al fondo hojas en un vaso de plástico

8.Begonia (Begonia): planta ornamental muy común, originaria de Méjico. Probamos sus hojas, que son muy carnosas. Puede acompañar a gazpachos, cocerse, utilizarse en repostería, acompañando carnes, para helados y sorbetes, ensaladas de frutas, bañadas en chocolate, etc. Es ácida, con sabor a limón.
Hoja carnosa de Begonia

9.Menta (Mentha): hay muchas especies e híbridos (hierba buena, mejorana, hierba luisa, etc.). Se usa desde hace mucho tiempo en repostería, crema de menta que acompaña al cordero en Inglaterra y USA, puede dar sabor a la hora de cocer verduras u otros alimentos, en infusión, con chocolate, taboulé, mojitos, etc. Al cocerla pierde propiedades. La flor también puede comerse. Tiene efecto descongestionante, refrescante y digestivo.

Hoja de menta

10.Rúcula/ruqueta: se trata de una mala hierba que ya era adorada por los egipcios. Tiene mucha fibra, minerales y vitamina C. Es diurética y previene el cáncer entre muchas otras cosas. Sus flores son comestibles pero tienen menos sabor. Nos recuerda a la pipa, muy sabrosa. Se puede usar en ensalada, frita, infusión, pizzas, con pasta, cecina,  sopa, etc.

Hoja de rúcula

11.Cebollino (Allium): tiene sabor a cebolla y ajo pero más suave. La flor es muy sabrosa. Es rico en vitaminas y tiene propiedades desinfectantes. Se puede usar en ensaladas, como condimento para pescados, tomates, tortillas, mayonesas, salsas, etc.

Flor de cebollino

12.Perejil de mar/Hinojo marino (Crithmum maritimum): se llama también alga de tierra, pues crece en el litoral costero (aguanta muy bien el estrés hídrico). Ya era consumida por griegos y romanos. Es carnoso, aromático, de sabor alcanforado. Según Laura está muy bueno a la plancha con huevos fritos y unos tacos de jamón o espárragos trigueros, o picada por encima de unos mejillones.  Contiene mucho yodo, minerales, carotenos, vitamina C, entre otros, y es antiescorbútica (por eso la llevaban los marineros en sus viajes). También se toma encurtida, en ensalada, guisos, infusión, etc.

Perejil marino

Laura nos habló de muchas más: la caléndula que usan en la India para colorear la mantequilla, la vainilla (orquída) que usaban los americanos para aromatizar el caco, la flor de regaliz azteca ideal en dietas para sustituir el azúcar por su sabor dulce, la deliciosa salvia piña, el botón de Sechuan/flor eléctrica que duerme la boca y hace salivar mucho, etc., pero estas y más ya las veremos en otros talleres avanzados. Fue una bonita y enriquecedora experiencia que animo a tener al que le guste experimentar en la gastronomía y conocer cosas nuevas.

Mesa con aperitivos

Tras la explicación y cata nos presentaron unos pinchos hechos por Eva en los que se usaron flores y verdes que estaban deliciosos. La mesa era una maravilla de presentación y había diversos aperitivos: piruletas de queso con semillas de amapola, brioche con queso a las finas hierbas, rollitos de pasta brie rellenos de crema de limón y flores, bocaditos de aguacate con gambas, etc. Fue la mejor manera de acabar tan interesante jornada. ¡¡¡Ya estoy impaciente por apuntarme a la siguiente actividad!!!

Deliciosos aperitivos con flores y verdes comestibles

2 comentarios:

  1. Hola soy La Florcity,de casualidad me encontre con tu post y he de decir que es verdadtodo lo que escribes.Mis datos estan erroneos pero subsanable-buscarnos en facebook!.
    Espero que como a mi un día la Florifagia te sorprendiese gratamente.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy pues pido disculpas, por favor facilítame tus datos correctos de contacto para cambiarlos. Saludos y gracias por la bonita velada, disfrutamos mucho!!

      Eliminar