martes, 31 de marzo de 2015

BODEGAS ALBAMAR

El domingo 22 de marzo celebró nuestra amiga Silvia su cumpleaños en Bodegas Albamar, perteneciente a la subzona del Salnés de la DO Rías Baixas. La bodega se encuentra concretamente en Castrelo, Cambados, y es muy fácil de llegar con la aplicación de Google Maps del teléfono.

Lo de celebrar el cumpleaños en una bodega me pareció una genial idea, como gran winelover que soy no sé cómo no se me había ocurrido antes... Nos organizamos en varios coches y nos presentamos en la bodega a la hora acordada.

Cartel de la puerta, con el contacto para las visitas

Resulta que la bodega está dentro de la casa familiar, que también es furancho. Cuando entramos, estaba lleno de paisanos de la zona tomando algo, muy buena señal. La cocina la tienen al lado del salón de comidas, se puede entrar y comprobar que es todo casero, hecho por la familia.



Como hacía muy buen tiempo nos quedamos en la terraza y comenzamos con un par de botellas de vino blanco que acompañaron con un sabroso pincho de callos. Para los que no querían callos sacaron amablemente queso gallego. Fue la mejor manera de coger fuerzas antes de empezar la visita guiada con Xurxo. 

 
Salón de comidas y las bondades que allí ofrecen

Al poco apareció Xurxo Alba, el hijo de los dueños, quien se encarga de la bodega en la actualidad. Acabamos de beber con él el vino que nos habían servido y pasamos a la bodega (todo un lujo poder beber un vino con su creador). Nos dio a catar vino de absolutamente todos los depósitos que tiene. Uno incluso aún no había acabado la fermentación a pesar de ser marzo. Había bastante diferencia entre unos y otros, a pesar de ser la misma uva, igual suelo, etc... Esto del vino no hay quien lo entienda...

Me encantaron los que tenía en barrica de madera. He de decir que, a pesar de haber visitado muchas bodegas, es la primera en la que he podido comparar la diferencia entre todos los depósitos que alberga. Xurxo, además de una maravillosa persona, tiene una gran formación y ganas de hacer cosas interesantes, de experimentar, es todo un lujo que nos mostrase su trabajo.

 
Xurxo sirviendo blanco y tinto

Tras la cata pasamos al comedor en donde nos habían preparado una opípara comida: tortilla muy jugosa, pimientos y raya a la gallega. Estaba todo riquísimo. De postre dos tartas también muy  buenas.
 
Maravillosa comida en la Bodega

Para beber tuvimos el lujo de poder escoger entre toda esta variedad de vinos de la bodega:

-Albamar 2013: albariño monovarietal, buque insignia de la bodega. De este había unas ediciones limitadas con etiquetas dibujadas por Gogue, muy graciosas, llamado "Moncha".

-Alma de mar 2013: crianza sobre lías alrededor de 5 meses, en depósitos de inox, 100% albariño.

-Sesenta e nove arrobas 2013: este vino, albariño 100%, consiguió 93 puntos y medalla de oro en la Guía de vinos Xtreme 2015. Éste es el que sirven en la Vinoteca Bagos de Pontevedra, en donde lo probé hace tiempo sin saber que un día iría a la bodega en donde lo elaboran y conocería a su "padre".

-Pepe Luis 2013: 100% albariño fermentado en barrica de roble francés. A mí fue el que más me gustó, pues siento debilidad por los blancos que llevan este tipo de elaboración.

-Fusco 2013: 100% mencía, elaborado en Ribeira Sacra. También había "Floreano", que se trata de una edición limitada, con etiquetas dibujadas por Gogue.

Muestra de los vinos que bebimos durante la comida

Tras la comida Xurxo nos llevó a dar una vuelta por sus viñedos y por los de los paisanos a los que les compra uva. Muchos están al lado al lado prácticamente del mar, lo que le da mucho carácter al vino y toque salino. Tanto el paisaje como el paseo en su compañía fue una maravilla.


Maravillosas vistas a la Ría de Arousa

Os animo a que visitéis la bodega y comáis en el furancho, pues pasaréis una gran jornada. De momento os dejo aquí la dirección de su web: http://www.bodegasalbamar.es/. Yo ya estoy deseando volver!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario