martes, 27 de enero de 2015

DÍA 2 DIARIO ANDORRA: día en Logroño.

SÁBADO 3 ENERO 2015

Nos levantamos sobre las 10 y desayunamos los 5 juntos: café, tostadas, etc. Como Sara tenía fiebre, Katya la llevó a urgencias. Óscar, Pela y yo cogimos el coche y fuimos hasta el centro. Tuvimos que dejar el coche en un parking, pues aparcar en el centro de Logroño es una utopía.

Óscar nos enseñó el Mercado de abastos de San Blas, muy bonito, pero algo escaso de productos, comparando con los que conocemos en Galicia. Sin embargo con unos precios un poco altos para lo que estamos acostumbrados (al menos el pescado). Al final no nos llevamos nada.

Mercado de San Blas
Tomamos sin embargo algo en uno de los locales de la zona de la Calle Laurel, “La gota de vino”, en donde es muy conocido el pincho de zorropito. Se trata de un bocadillito de lomo o bacon pero que además lleva una especie de ali-oli, queso, etc. Además pedimos tres vinos (Edulis). Pagamos 8’70€. Aquí está la crítica y las fotos en Tripadvisor:

www.tripadvisor.es/Sho...ml#REVIEWS

Zorropitos

Luego hicimos la compra en Mercadona: almejas, verduras, helado, etc. Pelayo nos preparó, ayudado de Óscar y una servidora:

-guacamole de salmón
-plato de almejas con el que Pelayo ganó el concurso de cocina Arcochef 2014 (pero sin alcachofa porque no nos acordamos de comprarlas)
-lomos de salmón al champán; usamos un Mumm caducado que le habían regalado a Óscar hacía mucho tiempo que no valía para beber pero sí para cocinar.

Como siempre estaba todo riquísimo. Para beber tomamos dos botellas que llevamos desde Galicia: Señorío de Rubiós (albariño) y Albat Elite (somontano).

Famoso Bar Soriano por sus champiñones

Tras la comida Katya, Sara y yo nos acostamos a dormir la siesta. Los chicos marcharon a tomar algo a los bares de referencia que tiene Óscar en el barrio. No me desperté hasta que llegaron de vuelta, sobre las 20h, y Pelayo entró en el cuarto. Cogimos entonces el coche los cinco y marchamos a dar una vuelta por el centro (por supuesto tuvimos que dejarlo en un parking de pago). Tomamos algo en el café “Noche y día”, que está en una calle peatonal muy céntrica. Nos sentamos en la terraza con miedo de pasar frío, pues era pleno invierno, pero al final hasta pasamos calor debido a las setas que tenían. Aquí tenéis la crítica en TripAdvisor:

Cuando volvimos para casa Pela, Óscar y yo preparamos unas hamburguesas con cebolla pochada, ensalada, queso, pepinillo, etc. Katya y yo tomamos una de ternera cada una, los chicos una de ternera y una de pollo cada uno. Tras la cena nos acostamos pronto, pues al día siguiente teníamos que viajar hasta Pas de la Casa y Óscar tenía partido de pádel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario