domingo, 14 de diciembre de 2014

RESTAURANTE O BALADO DE MARTA Y ROBERTO. BOQUEIXÓN


Finca de O Balado

Si yo algún día montase un negocio sería exactamente igual a lo que Marta y Roberto han abierto en Boqueixón, a las afueras de Santiago de Compostela. 

El entorno es maravilloso, la comida perfecta y la compañía de esta pareja inmejorable. Nosotros ya los conocíamos del restaurante que tenían antes con Iñaki Bretal en Pontevedra: O Eirado da Leña

Magnífico salón con chimenea

A partir de ahora Marta y Roberto llevarán solos el negocio, atendiendo, como siempre, con mucho cariño a sus cliente, sin embargo en esta ocasión en su propia casa. La finca en donde está el restaurante es de su propiedad y la casa fue restaurada con la idea de vivir en la planta de arriba y montar un pequeño restaurante en la de abajo, donde poder cocinar a gusto y para pocos comensales, dando una inmejorable atención. Como hay muy pocas mesas os recomiendo llamar antes de ir. 

La comida es excepcional, sólo puedo decir que Roberto es un máquina, y más sabiendo que es autodidacta. Marta es una experta en bebidas, sobre todo vinos y licores, además de atender la sala y dar muchísima paz; seguid todas sus recomendaciones, os encantarán. 

La primera vez que acudimos a O Balado fue con un vale que compramos en Internet, en una web de ofertas, que incluía un menú degustación por 29 euros sin bebida. Fue todo excepcional (las siguientes veces que hemos ido, sin vale, fue igualmente genial o mejor aún): 


-Salmón ahumado en la lareira que tienen en el salón  y queso curado que hacen ellos mismos, excepcional.


-Teriyaki de atún con rebozado de maiz.


-Foie con puré de higos que recogen en su finca.


-Croquetas de buey de mar.


-Anguila fresca ahumada con caldo de pularda y foie (para mí el mejor plato,insuperable).


-Rabo de vaca con patatas fritas y níscalos recogidos por ellos mismos.


-Espuma de fruta de la pasión y yogur.


-Crema de arroz con leche y fondo de toffe.


-Café excelente.

Para beber tomamos un vino monovarietal godello con crianza en barrica, buenísima recomendación de Marta.  

Con el postre el mejor orujo blanco que hemos probado nunca y un vino dulce. Luego nos dieron a probar un güisqui riquísimo. Tras la comida estuvo igual o mejor la charla con Marta y Roberto, son maravillosos.

Os lo recomiendo vivamente, será en poco tiempo un referente de la zona de Santiago sin ninguna duda y en breve de Galicia. Volveremos una y otra vez. VISITA OBLIGADA

No hay comentarios:

Publicar un comentario