sábado, 6 de diciembre de 2014

Diario de Perú. Días 16 y 17: Lima-Miami-Nueva York-Madrid

        El vuelo de Lima a Miami duró sobre seis horas. Nos sirvieron la cena pero yo no tenía mucha hambre después del menú de MdDonalds así que sólo comí un canelón. Una vez que llegamos a Miami estuvimos una hora en el control de pasaportes y después recogimos las maletas. Cambiamos de terminal y vimos que nuestro vuelo, en vez de estar prevista la salida a las 11:30, en las pantallas venía que estaba retrasado hasta las 13h.


Aeropuerto de Miami 

         Pelayo y yo fuimos a dar una vuelta por el aeropuerto y mirar tiendas. Pelayo compró unas gafas de sol por 15$ y yo unos pendientes de madera por 4$. La verdad es que tenían cosas preciosas y a buen precio. 

       Aprovechamos para desayunar en una cafetería. Pedimos una hamburguesa de pescado mahi-mahi y una hamburguesa de ternera Angus. Estaban riquísimas y las chicas que nos atendieron muy amables. Para beber Sprite y agua. Pagamos 42$ por todo (con tarjeta,claro, porque no teníamos dólares).


Hamburguesa del aeropuerto de Miami

         Tras varios cambios de puerta de embarque finalmente cogimos el avión de Miami a Nueva York, que tardó alrededor de tres horas, por eso sólo nos sirvieron un zumo. En Nueva York tuvimos que salir de la terminal y volver a pasar el control de pasaportes, menos mal que íbamos con tiempo y que nos habían sacado las tarjetas de embarque en Miami, pues llegamos justos al avión... En el control nos hicieron incluso atravesar una cabina con scanner.

Vistas de Miami desde el avión


       El vuelo salió sobre las 18h y duró unas 6 horas. La cena que nos sirvieron consistió en una ensala, ternera en salsa con gnoquis , y bizcocho de chocolate. Yo aproveché, tras la cena, para ver la película animada de “Río” y después empecé la de “Turbo” pero no me dio tiempo a acabarla. Dormí un buen rato, pero me despertaron para el desayuno: bocadillo de jamón york y queso, magdalena, té, bolas de gelatina de piña demasiado dulces y un minimars. Finalmente aterrizamos en Madrid dos días después de haber salido de Lima. Allí cogimos el coche y vuelta para casa conduciendo. La primera parte la hizo Pelayo y la última Borja. Finalmente llegamos a casa con una maravillosa sensación gracias a Perú y los peruanos, quedándonos con ganas de haber visitado más cosas, sobre todo el Norte; nos queda pendiente para otra vez ;P!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario