martes, 9 de diciembre de 2014

DIARIO DE PARÍS 2012. Día 6: Pompidou, Louvre y cena en el barco


Nos levantamos tarde, nos duchamos y cogimos el metro hasta el Museo Pompidou, pues a las 12:15 habíamos quedado allí con Miti y Patou para comer en un bistrot que había en la Rue Quincampoix 25. 


Pelayo y yo pedimos una de las formules du jour: conejo con macarrones en salsa de mostaza (12 euros), Patou pollo con arroz (6,5 euros) y Miti pastel de pescado (8 euros). De postre miti no quiso nada, Patou tarta de limón, Pelayo tarta Charlotte y yo brownie de chocolate. 

Comida en un bistrot

Tras la comida nos despedimos de ellos, pues se tenían que ir a trabajar, y Pelayo y yo subimos hasta la terraza del Museo Pompidou. No hay que pagar y merece la pena, pues las vistas del Sacre Coeur desde allí son bonitas. Luego visitamos la tienda, que tiene un montón de objetos curiosos, y comprammos algunos recuerdos.


Caminamos hasta el Hôte de Ville, que es precioso y, finalmente, entramos en el Louvre (20 euros). Vimos la Nike de Samotracia, la colección de Egipto, la Venus de Milo, Hermafrodita, la Gioconda, las Bodas de Canán, etc. A las 17 horas comenzaron a cerrar salas así que marchamos.


Joyas del Louvre

Paseamos por las avenidas que hay alrededor del museo y aprovechamos para entrar en tiendas de souvenirs, pues no eran muy caras. Pelayo compró un bolso de París con un llavero de la torre para su abuela (5euros) y yo tres llaveros (3 euros cada uno). En esta misma avenida nos sentamos a tomar algo en una terraza. Probamos un croque-monsieur y una crêpe de nutella (12 euros, muy buena relación calidad precio).


Nos acercamos hasta la Île des Cygnes, lo que nos llevó una hora y 10 minutos. Por el camino aprovechamos para sacarnos fotos en el Grand y Petit Palais. Desde la isla salía el crucero que reservamos por la mañana por Internet. Embarcamos sobre las 20:00 y nos dieron una mesa del centro porque resulta que para ir en los ventanales había que pagar 12 euros más por persona. 


Vista nocturna de la Torre Eiffel

El menú eran: 
-5 entrantes (ensalada con huevo de codorniz cocido, minisandwich de queso azul con puerro, crema de verduras, foie gras con gelatina de naranja amarga y salmón marinado
-de 2º pedimos ternera con col en salsa y salmón relleno de verduras para probar los dos platos
-de postre había pastel de chocolate, tartaleta de manzana y pistachos y crema de queso con mermelada de frambuesas. Para beber pedimos vino blanco de uva Chardonnay de bourgogne (29 euros)



Todo nos salió por 129 euros y nos lo reservó Miriam desde su casa. El viaje duró 2 horas y lo disfrutamos mucho, pues la ciudad iluminada por la noche tiene otro aire. Además aprovechamos para celebrar nuestro aniversario, pues ese día hacíamos 3 años y medio juntos.



El barco nos dejó nuevamente en el embarcadero de la isla, sobre las 22:30 horas así que cogimos el metro de vuelta. Charlamos un rato con Miti y Patou al llegar a casa, hicimos las maletas, nos despedimos de ellos (pues nos levantábamos muy temprano al día siguiente) y nos acostamos.

                        
Mesa y postre del barco

No hay comentarios:

Publicar un comentario